COLORES Y TIPOGRAFIA

Los colores y la tipografía son dos elementos de diseño en cuya elección suelen participar de forma común los clientes. Por algún motivo, a los clientes de diseño la elección de estos dos elementos les atrae especialmente. Para evitar errores que se producen a partir de la elección basada en los gustos personales daremos una serie de consejos sobre el tema para orientarlo mejor.

El valor semántico del color: los colores utilizados dentro de un diseño se transforman en símbolos y como tales tiene un significado. Sin embargo, su significado no es algo tan sencillo de encontrar como proponen esas webs que presentan una lista de colores con sus correspondientes significados. El significado de un color puede rastrearse orientativamente en esas páginas web pero sólo se hace real en un contexto propicio. No se trata de un signo tan preciso como una palabra como para colocarlo de cualquier manera y esperar que se comprenda su significado: hay que trabajarlo cuidadosamente en un contexto que le dé coherencia al significado que intenta transmitir.

Por otro lado, cada rubro de actividad tiene colores o combinación de colores más o menos establecida y que es prudente respetar. Por ejemplo, si su sitio es sobre negocios, será prudente que busque colores en la gama del azul ya que éste es el color corporativo por excelencia.

En lo que se refiere a tipografía podemos hablar del tipo de letra a utilizar y del modo de transmisión no verbal de la misma.

La tipografía se divide en dos tipos: serif y sans serif. La tipografía serif o con serifas es la más antigua. Las serifas son palos que cortan la terminación de las letras haciendo como de apoyo para las mismas. Esta terminación se utilizaba en los tiempos en que la tecnología no era la suficiente como para darle una correcta y prolija terminación a las matrices tipográficas. Con el paso del tiempo y con el desarrollo de la tecnología las serifas dejaron de ser necesarias y esto dio nacimiento a la tipografía sans serif o sin serifas.

La tipografía serif es utilizada en libros y revistas y en todo material impreso dado que se ha comprobado que las serifas ayudan a que el lector comunique una palabra con otra, se canse menos la vista y el lector no se disperse. Así, si observamos con atención podremos comprobar como en la web esta tipografía está casi ausente en los textos extensos. ¿Por qué? ¿No era que las serifas ayudaban a la lectura? Las serifas sí ayudan a la lectura el problema es que los monitores no tiene la resolución suficiente como para que las serifas queden bien definidas, entonces, sobre la tipografía con serifas se aparece una nebulosa que en vez de ayudar a la lectura hace exactamente lo contrario.

El modo no verbal de la tipografía consiste en la información que se transmite de forma connotativa, paralelamente al texto e independientemente de él. Es decir, el texto transmite un significado verbal a través de las palabras que utiliza mientras que la fuente en si misma tiene un significado relativamente estable. Por ejemplo, esto se ve cuando se escribe un texto formal en una tipografía cómica: el lector no sabe si se trata de un chiste o es algo verdaderamente serio. Esto sucede porque se da una contradicción entre el significado del texto y el de la tipografía. Para evitarlo la elección de la tipografía debe ceñirse al significado del texto y de todo el diseño del sitio.


Visita nuestras páginas amigas

graphic design

http://www.designersrealty.com

http://www.designhelponline.com

graphic design help

American design